Lanzarote – la playa bajo el risco

Lanzarote – la playa bajo el risco

Osea, pensando uno en lo de siempre, el kitesurf, se me viene a la cabeza cierto lugar en el que, pese a que he estado, no he navegado. Lanzarote – la playa bajo el risco. Ah, el kitesurfing! … y todos esos viajes que uno podría hacer …

Del por qué de esta entrada, mejor no se me pregunte. No sabría qué decir. Será acaso porque un día, ya aquí en Vietnam y por casualidad, me encontré con esa foto del Risco en la que se ve un tipo en lo alto y el río abajo … y la guardé

2 el risco y la Graciosa abajo

En realidad, si la guardé, es porque he estado en ese mismo lugar varias, muchas veces, para ser más exacto.
Pues venga, vamos a hablar de ello.

Y … yendo un poco más allá.   Osea, justo en frente, en lo de al otro lado ¿Qué puedo decir?  … de lo que se vé en esta segunda foto?

1 desde-la-Caleta-del-Sebo-enfrente-el-risco

Que he estado allí.  Tanto en lo de arriba, que es el mismo risco, como así mismo en donde no se aprecia en esta foto … pero se apreciará en las siguientes, que es: la playa bajo el risco

Si. A a pié de playa, y en dos ocasiones.  Una de ellas fuí en moto de agua, aquella flamante Yamaha 1200 GR como la de la foto, que me compré en un ataque de locura.

4 yamaha-gp-1200

 

La segunda vez

La eché al agua por la rampa de la Caleta de Famara y con mi amiga Katy nos tiramos el día entero p’aquí y p’allá hasta que nos hartamos.

De hecho, la historia es algo más larga que sólo eso, pero acortando. Estábamos Katy y yo un dia pensando en si nos íbamos de vacaciones a la isla de Zanzibar -con todo lo que ello implicaba- vacunas, tickets de avión, hoteles, etc.   O, me compraba ese wave runner en el que ya estaba pensando hacia bastante tiempo y nos íbamos a Lanzarote.

Evidentemente, optamos por lo segundo, y eso que yo, en un rapto de valor y previsión, ya me había hasta puesto las vacunas. Más que nada, para facilitar la decisión, caso que la duda se prolongase demasiado

No sirvieron de nada, Bueno, sí.  Estuve vacunado innecesariamente durante un buen periodo de tiempo sin que hubiera ninguna necesidad, pero, tampoco fué para tanto.

3 Mapa-Lanzarote norte

 

Y eso, al final, optamos por Lanzarote, que pilla mucho más cerca y a fin de cuentas, el dinero lo gastaría en algo que -presuntamente- iba a permanecer a mi lado por más tiempo que lo de Zanzibar … aunque … igual no.
Quien sabe? porque, con las cosas de la memoria, uno nunca puede decir …

Total, en aquel formidable día de moto de agua a tope, en medio de tanto ir y venir, por supuesto, acabamos llegando hasta la Caleta del Sebo que es la “capital” de La Graciosa

No llegamos hasta Órzola porque me faltaron güe… a cuenta del oleaje, que en esa zona es enorme, cuando lo ves pasándote por delante de la moto de agua para estallar contra las rocas y levantar una montaña de espuma, o, ¿fué solamente que me sobró sentido común aquel día?
Pero a donde si llegamos fué … a la playa bajo el risco

5 Mapa-del-risco

La PLAYA BAJO EL RISCO … Playa solitaria y misteriosa donde las haya. Solitaria porque para ir hasta allá, no se tiene fácil -está abajo del risco- como su nombre indica, y, bajar el risco, tampoco es moco de pavo que digamos.

Eso sí,  recuerdo que pese a que el agua estaba como un plato entre la Graciosa y Lanzarote, en llegando a la playa, había una ola orillera medio destructora, que no daba lugar a errores, osea, enfilabas medio de lado la moto de agua hacia la playa y una vez que había estallado la ola, llegabas hasta la arena y allí la clavabas -la moto- porque de pillarte la rompiente podías acabar con la moto por sombrero.

De hecho creo recordar de gente de Las Palmas, surferos, habían, o, mejor dicho: tenían,  entre su repertorio de olas cogidas, la orillera de la playa bajo en risco.

La primera vez

Yo, unos años antes de lo de la moto de agua, ya había bajado el risco en una ocasión.  En un día de aquellos en que me cogía libre -para no volverme loco- de tanto y tanto Jeep Safari.

En la época, allá por entre el 85 o el 86, trabajaba yo de guía y de cámara man, todo a la vez,  del Jeep Safari de la empresa UNISAFARI en Lanzarote y trabajaba siempre, osea, a piñón, ni días libres ni nada, y claro de tanto en tanto, una vez al mes o algo así, tenía que parar porque aquello ya era cosa de locos.

Así que paré. Me levanté prontito, me fuí hasta el último pueblito del norte de Lanzarote, que se llama Yé, muy cerquita del Mirador del Rio y,  bien provisionado -eso me creía yo- de una mochilita pequeña, dos botellas de agua de litro, un par de sandwiches y mi máquina de fotos -de las de pelicula, por supuesto- tiré risco abajo.

6 ruta-bajada-del-risco

De esta parte del camino que se vé en esta foto y en la que obviamente están bajando hacia … donde sea, pero esa es la zona, no me acuerdo. El camino que yo recuerdo era un sendero muy escarpado y de apenas dos palmos de ancho … será que lo han agrandado (la foto no es mía)

Dicen alguna de las muchas páginas web sobre el tema lo siguiente:

https://ociolanzarote.com/playas-y-calas/playa-del-risco/

https://www.facebook.com/holaislascanarias/photos/a.387417981305/10155887491021306/?type=1&theater

https://www.salutilescanaries.com/plages/lanzarote/playa-bajo-el-risco/

Pues eso, una vez abajo, yo aproveché para hacer y para hacerme un montón de fotos, visitar las salinas, bañarme -en pelotas, logicamente- retozar como una cabra por toda la zona, comerme los sandwiches y beberme casi toda el agua

8 las-salinas
las salinas, bajo el risco

Si señor, torpe decisión por mi parte porque, a la hora de subir el peazo cuestón, aunque menos peligroso que cuando bajaba, que ahí te juegas pisar una del millón de piedras sueltas que hay y bajar del tirón 20 o 30 metros sentado de culo bajo riesgo de romperte la crisma mismamente

Pues como decía, si bien menos peligroso, mucho más cansado, que cuando estabas bajando, así que entre alto y alto, me pimplé irremediablemente el medio litro de agua que me quedaba y … a seguir subiendo.

Madre mía, madre mía, la sed que llegué a pasar hasta que terminé de subir el risco interminable, meterme en el coche y dar gas a tope hasta llegar al colmadito que hacía las veces de bar en el mini, y cuando digo mini, me estoy quedando muy muy largo, mini pueblo que es el pueblo de Yé.

7 playa-bajo-el-risco
foto de la playa bajo el risco -esta vez, sin oleaje-

Total. De lo que se desprende de mis explicaciones, queda claro que no he navegado en el lugar obviamente, pero eso sí, hubo una época en que a un francés se le ocurrió la idea de montar una escuela de kite en la Caleta del Sebo.

Eso debió ser allá por el 2003 o 2004, lo recuerdo porque para entonces yo ya llevaba un par de años por Brasil, pero, algo salió por internet, y alguna foto debe de haber por algún lado, ya que el francés llevaba a la gente en una zodiac a la playa bajo el risco para que allí practicaran

una cometa
la playa bajo el risco y una cometa al fondo

Y añadir a ello, el pequeño detalle de que los Gracioseros, no es que sean especialmente conocidos por su carácter abierto y franco, y mucho más en aquella época en que por allí habían ido cuatro y para de contar.

Razón por la cual, uno podría llegar a deducir que la aventura del francés pudo muy probablemente tener cierto tipo de “obstáculos” tanto debido a la soledad que debe de ser el vivir en Caleta del Sebo, como la de empatizar con la peña de la zona.

Aún dando un poco más de marcha atrás, me acuerdo de cuando unos años antes, ya ni sé por qué, se me ocurrió pedir cita a Margarona

Margarona, era alcaldesa que lo fué por 30 años seguidos de la Caleta del Sebo, y ello, para pedir su autorización y que me permitiera  traerme un ciclomotor a la isla en el barco que hace el trayecto Orzola-Graciosa

Porque de tanto safari y tanto guiri, me pareció que me podía aislar del mundo aunque fuera una semanita en la Graciosa, con una tienda de camping y la tabla de surf, y … ah! si!, la caña de pescar.

Y para tal fin,  el ciclomotor, claro, debería cumplir su función y hacer más corto el trayecto entre la playa y la Caleta, y así poder acampar en la Playa de las Conchas, y tirarme 7 días a la bartola, en plan Robinson Crusoe, solamente pescando y haciendo surf.

10 Margarona-es-la-chica-de-enmedio
Margarona, la chica de enmedio

La distancia que separaba la playa del pueblo era algo así como poco más de 4 kilómetros, porque, evidentemente, no sólo de pescao va a vivir el hombre una semana, pero … no cuajó

Margarona me dijo que “nanai” y ello me desincentivó de tal forma que volviendo a la realidad, comprendí que difícilmente iba yo a ser capaz de estar una semana en la isla.  No tanto por la soledad, que también, pero por las caminatas hasta la tienda en la Caleta …

…y, admitámoslo, por la nula empatía que cabía esperar de la población graciosera como yo ya había deducido de antemano a cuento de que uno de los chavales que limpiaban los coches del jeep safari era de la Graciosa, y de que le conté mi idea me dijo del tirón: No aguantarás!
Ya veras. Te harán la vida imposible … no ves que no tienen nada más que hacer …

EPILOGO

En fin, una cuenta pendiente que tiene uno con el sitio.  A ver si un otoño de estos, antes de partir en la necesaria migración a latitudes más calurosas, léase Vung Tau en Vietnam; pego un salto y me planto en la Graciosa -de volver a bajar el risco, nada, que ya no está uno para tonterias- levanto la cometa desde la Caleta, en la Graciosa, y me hago unos cuantos largos hasta la playa bajo el risco, que, ahora que lo pienso, ni sé si tiene algún otro nombre.

Y de regalo un video de una navegada en olas en la playa de Famara:
https://www.youtube.com/watch?v=t1V5XGweecE CLICK AQUI

kitesurfing lessons Ho Chi Minh y Vung Tau